agosto 11, 2005

Internet, qué bien se TV


En el medi@

Escena 1. Termina la jornada laboral, llega a su hogar y como todos los días prende el televisor para formar parte de la masa de televidentes del llamado prime time.

Escena 2. Quiere ver su programa favorito, pero a esa hora ya arregló un partido de tenis con sus amigos o una salida a cenar. Entonces decide programar la videocasetera para poder mirarlo en la vuelta a casa.

Escena 3. Prende la PC para poder ver (y grabar) sus programas favoritos sin la interrupción publicitaria y con calidad digital.

Durante más de veinte años, las corporaciones televisivas han discutido sobre las ventajas de la televisión completamente interactiva que permita a los espectadores mirar exactamente lo que ellos quieren, en el momento que ellos lo deciden.

Todavía no está claro a través de qué dispositivo, pero la convergencia tecnológica vincula fuertemente las computadoras personales, la señal de TV e Internet como medio de acceso. O tal vez todo sea parte del mismo juego.

En los Estados Unidos, por ejemplo, la red de cable Nickelodeon (que pertenece al gigante de las telecomunicaciones Viacom) creó recientemente TurboNick , un servicio de Internet gratis que ofrece acceso a 24 horas de programación y entre sus contenidos "estrella" están dos de los personajes más populares del planeta: Bob Esponja y Jimmy Neutron. Además, produce algunos formatos originales para la joven audiencia de Nickelodeon, más habituada a gastar kilómetros delante de la computadora que a comer pochoclo delante del aparato de TV.

En el mismo sentido, CBS News (también propiedad de Viacom) utiliza Internet para distribuir programas que no encajan dentro de la limitación temporal de sus resúmenes de noticias de 30 minutos. Aquí es donde el nuevo medio adquiere importancia estratégica como superador de las limitaciones de soporte de sus primos: la TV, la radio y los medios impresos.

En un tercer caso, America Online (AOL) ofreció hace pocos meses la serie de conciertos Live 8 con una calidad de imagen, sonido e instantaneidad envidiables. Esta transmisión fue seguida por 5 millones de personas que podían saltar libremente entre las imágenes de Londres, París, Roma y las otras ciudades en donde se desarrollaron los shows.

¿Qué están buscando las compañías de medios llevando la señal de TV a la computadora personal? En primer lugar, ofrecer a sus anunciantes formatos no tradicionales para comunicar sus productos en una época en la que se suelen pasar varias horas del día delante del monitor. Por otro lado, aprovechar las ventajas de las conexiones de banda ancha que permiten, cada vez más, el acceso en calidad y cantidad a este tipo de contenido audiovisual.

"La televisión es un medio muy pasivo y lineal", asegura Lloyd Brown, ex presidente del Grupo ABC y ahora supervisor de un proyecto de Yahoo! que apunta a desarrollar un programa televisivo original para Internet. "Lo que encuentro es que la Web no es pasiva, es un medio donde el usuario tiene el control, puede customizar el contenido, personalizarlo y compartirlo con otras personas que responden a sus intereses", completa.

La misma MTV lanzó recientemente un servicio de video por Web que combina un paquete de productos televisivos con las posibilidades interactivas de Internet. Se llama MTV Overdrive y a pocos clicks de distancia los usuarios pueden acceder a numerosos shows, videoclips, entrevistas y programas originales como "The Real World". También pueden acceder a segmentos por separado, mezclarlos y bucear en los backstages de cada programa.

Cambio de hábitos
La televisión irrumpió en la década del ’30 (a través de la Alemania de Hitler y luego con la creación de la nacional Broadcasting System –NBC- en los Estados Unidos) del siglo XX y se abrió paso entre los dos gigantes de ese entonces (la radio y el cine). Ahora, el nuevo medio, asoma la cabeza utilizando la potencia de los soportes existentes e incorporando la interactividad en donde el rol del espectador pasa a ser fundamental, no sólo en la recepción sino en la reelaboración y propagación posterior.

Hasta ahora, nuestro poder frente a la oferta televisiva era apagarla o cambiar de canal. En breve, podremos elegir, por ejemplo, qué contenidos ver sin respetar la tiranía de la programación fija del canal. La llamada "teleinternet" es un sistema de distribución de imágenes en movimiento a través de la Red. Pero la principal diferencia es que el usuario puede acceder a este contenido a través de diferentes dispositivos de consumo masivo (notebook, celular, PDA), todos ellos de gran portabilidad, una chapa que la TV a secas no puede lucir.

Este sistema tiene varias ventajas. Por un lado, la compañía productora del contenido puede enviar imágenes a pedido del espectador, en lugar de enviar todo a todos. Entonces, alguien está mirando la final de la NBA, otro usuario puede estar disfrutando del último concierto de U2.

Un informe publicado en Mayo de 2005 por Release 1.0 y reproducido por el diario El País de España distingue tres actores principales de este fenómeno: las empresas de telecomunicaciones, que tienen la capacidad de instalar fibra óptica, metieron de a poco la cola en el mercado del cable y la TV; Microsoft, con su estrategia panóptica de controlar y manejar el flujo desde su sistema operativo Windows; y una serie de nuevas empresas que buscan ocupar un espacio prometedor. "La fuerza ausente es la de los consumidores, la que va a reclamar una experiencia televisiva diferente a la de hoy", concluye el informe.

Ultimas noticias
El 1° de agosto pasado, Yahoo! firmó un acuerdo con CNN.com y ABC News por el cual distribuirá en su plataforma microprogramas de noticias que contarán con auspiciantes y serán de acceso libre para los usuarios. Algo similar ofrece ya la CBS en su propio sitio.

Hasta el ex presidente de los Estados Unidos, Al Gore, vive el impacto del fenómeno. En la actualidad, alejado de la política, es presidente de la compañía Current TV , en cuyo site ofrece microprogramas en podcasting (de 15 segundos a 5 minutos de duración) sobre entretenimiento, temas familiares, empleo y noticias internacionales. Con esta oferta apunta a atrapar a un segmento joven (18 a 34 años) que inunda los weblogs y utiliza iPods y reproductores digitales como símbolos "cool" de esta época.

Un ejemplo made in Internet, es la compañía Participatory Culture (fundadores de Broadcast Machine). Lanzaron la versión beta de un software llamado DTV , que es ni más ni menos que televisión vía web: el espectador elige qué ver y cuándo. El único problema es que por ahora sólo se encuentra disponible para Mac. Descarga videos de forma automática ya sea por el tradicional metodo de HTTP o por Bit-Torrent, similar al podcasting . DTV es abierto e independiente (open source), es decir que cualquier usuario puede agregar su canal a la guía que viene por default en el programa.

La TV en Internet impacta también en el campo de la publicidad. "Un comercial en la Web de alta velocidad impacta y emociona", dice Matt Wasserlauf, presidente de Broadband Enterprises, una compañía que vende los llamados "video ads" (piezas publicitarias en video para la Red). Wasserlauf asegura que estas piezas producen 100 veces más clicks que los banners estáticos. En esta misma compañía estiman que en 2005 se venderá cerca de 200 millones de dólares en video ads (en 2004 fueron 75 millones), una cifra módica si se la compara con los 65 mil millones invertidos en la TV tradicional.

Hasta la CNN decidió sumarse al juego. CNN Pipeline permite al usuario elegir entre cuatro programas en vivo, además de poder acceder a un extenso archivo de videoclips. También por casi 5 dólares por mes los usuarios pueden mirar en vivo algunos de los juicios orales más importantes. Este servicio se llama CourtTV .

En el plano deportivo, medio millón de usuarios de Internet paga 15 dólares por mes para mirar transmisiones web de las Grandes Ligas de Béisbol (MLB). Para los fanáticos del fútbol, hace pocos días la UEFA informó que la Liga de Campeones del año que viene podrá verse en vivo por Internet a través de la compra de "paquetes". De esta manera, uno de los máximos organismos del fútbol mundial quiere luchar contra la piratería de las retransmisiones y aumentar su audiencia global. Todavía no está claro cuáles serán los planes de Yahoo! con el Mundial de Alemania 2006.

En la Argentina, ya surgieron algunos ejemplos, aunque tímidos. Por ejemplo, Fibertel ofreció a sus abonados transmisiones en vivo del torneo de tenis más importante que se juega en el país (el ATP Buenos Aires) y algunos recitales. También es recordado, aunque no por lo exitosa, la experiencia del sitio Televisión.com.ar con el programa TVR del año pasado.

Gastón Roitberg
De la redacción de LA NACION LINE
groitberg@lanacion.com.ar

2 Comments:

Anonymous Marcelo Tourne said...

Che, toda una nota de television interactiva, cambios de habitos, etc y ni una mencion a Tivo! :-( la verdad que el Tivo es el cambio mas grande en la manera de mirar television en USA en los ultimos 20 anios. Y ahora ya podes bajar los contenidos de tu Tivo a la computadora, ponerlo en DVD, mandarlo de Tivo a Tivo, etc. Y ahora si agregas el Slingbox ( http://www.slingmedia.com/what.php4 ) hasta podes accederlo desde cualquier computadora conectada a internet en cualquier lugar del mundo.

Comcast ya se largo a dar programas On Demand (lo tengo en el cable en casa), pero la mayoria de las opciones son un poco limitadas y todavia se pegan al concepto pay-per-view para mucho del contenido.

Saludos
Marcelo

2:42 a. m.  
Blogger Rob said...

Hey,

Very nice blog and some interesting posts. Have a look at my new bit torrent site called - Mininova -

Thanks

5:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home