mayo 01, 2006

Dueños de su propia voz

En el último suplemento "Enfoques" de la edición dominical de LA NACION publiqué un artículo sobre el panorama local de los periodistas argentinos con blog.

Destaco la experiencia por dos razones: 1) es original escribir sobre otras formas de hacer periodismo en un soporte limitado como el impreso, donde no es posible linkear, mostrar contenido en movimiento o generar un debate con los lectores; 2) el artículo fue un complemento de la nota de tapa firmada por Adriana Schettini, con la que tuve el gusto de compartir una extensa charla de café sobre el fenómeno, una delicadeza que enriqueció ambos procesos de producción.

  • El artículo de LA NACION: "Dueños de su propia voz"
  • El artículo completo (que por una cuestión de espacio no se pudo publicar en LA NACION):

Blogs, ¿amenaza u oportunidad para el periodismo?


Los blogs son mucho más que una palabra de moda para el periodismo. En algunos casos, aunque todavía se trate de proyectos embrionarios, se trata de una profecía autocumplida: quienes los lideran pueden decir que son dueños de sus propios medios de comunicación, que publican sin intermediarios, que se paran en la vereda de la independencia periodística sin condicionamientos de anunciantes, y que ganar influencia es un trabajo de hormiga que se convierte a diario en el mayor de los desafíos.

¿Qué lugar ocupan los blogs creados y actualizados por periodistas argentinos en esa inabarcable galaxia de más de 36 millones de bitácoras que según Technorati.com -el mayor directorio de blogs del mundo- están en línea al cierre de este artículo? Por ahora, apenas son una aguja en un pajar, un centenar de espacios que con diferentes estrategias buscan ganar influencia entre los mismos periodistas profesionales, empresarios de medios, funcionarios, estudiantes de periodismo y unos cuantos miles de ciberlectores de concurrencia diaria.
¿Cuánto hay de oportunismo y cuánto de genuino aprendizaje en el camino de desarrollo de estos espacios que forman parte del universo de los nuevos medios de comunicación y que ayudados por Internet empiezan a discutir el liderazgo del consumo entre las generaciones más jóvenes? O como dice el magnate de los medios Rupert Murdoch, de los “nativos digitales”, la generación de hasta 30 años que no concibe su existencia sin artefactos que le permitan estudiar, relacionarse, comprar e informarse.

Hoy, las barreras de entrada para crear un blog se han liberado completamente. En apenas unos pocos pasos y gracias a herramientas bien simples y gratis como Blogger.com o WordPress.com, por citar sólo un par de ejemplos de las más utilizadas, se crea un espacio digital donde es posible publicar notas breves (o extensas), fotografías, audios, videos, gráficos, hipervínculos y cualquier otra clase de contenido. Si a esta cuestión de actitud (el uso de la tecnología tiene mucho de eso) se suman un periodista influyente en sus medios de referencia (TV, radio y medio impreso), que maneja información relevante o atractiva para el ciberlector, que recibe entre 3 mil y 5 mil visitantes únicos diarios, y que elige un estilo bien directo más cercano a la confidencia que a la comunicación tradicional medio-lector, entonces aparecen publicaciones que ganan terreno como fuentes de información en medio de la superabundancia actual.

El padre de la criatura.
Durante diez años (entre 1994 y 2004) Dan Gillmor fue un prestigioso columnista de tecnología del diario norteamericano San José Mercury News (considerado por muchos el primer diario digital del mundo). A fines de ese período, escribió en forma de libro la primera mirada sobre el encuentro entre periodismo y tecnología que generó la última gran transformación en el ecosistema de los medios. “We the Media: Grassroots Journalism by the People, for the People” (Nosotros el medio: las raíces del periodismo, por la gente y para la gente), contiene un mensaje ciertamente destructivo para los medios tradicionales: la tesis sostiene que la sociedad avanza inexorablemente hacia un momento en el que las noticias no necesitarán de ellos para difundirse.

Es la piedra basal del llamado “periodismo ciudadano” (citizen journalism), ese ejército de millones de personas que dotadas de teléfonos celulares, cámaras digitales, conexiones a Internet y un conocimiento básico de herramientas de publicación son capaces de registrar contenido en el lugar de los hechos, incluso antes que los mismos medios tradicionales. El sitio coreano OhMyNews.com es uno de los pioneros del periodismo ciudadano y cuenta con más de 37.000 cronistas urbanos, que reciben entre 15 y 20 dólares por sus notas. Con más de 2 millones de visitas diarias, OMN es uno de los medios más influyentes de ese país. Su fundador, Oh Yen Ho, un veterano periodista de revistas, considera que “cada ciudadano es un reportero”, aunque sus contenidos son editados y chequeados por más de 40 periodistas profesionales antes de publicarse.

Después de escribir aquel texto, nada fue igual en la vida profesional de Gillmor, que abandonó el periódico para fundar su propio blog (Bayohsphere.com), al que prometió hacer rentable y convertirlo en un medio influyente en la opinión pública. Sin embargo, durante su paso por Argentina en diciembre de este año, el periodista confesó su desilusión.

En realidad, ya en 1995, Nicholas Negroponte (hoy dedicado a vender notebooks a bajo costo en los países en vías de desarrollo) había predicho en su libro “Being Digital” (Ser digital) que las noticias en línea darían a los lectores la habilidad de elegir sólo los temas y las fuentes que les interesaran.

Otro caso paradigmático de la mudanza de un periodista tradicional al espacio blog es el de Steve Outing, ex columnista del diario San Francisco Chronicle, senior editor de Poynter Online y durante muchos años autor de la columna “Stop de Presses” en Editor & Publisher. Outing dejó este año su tarea en Poynter para fundar su propio medio, cuyo nombre es una señal de los vientos de cambio: EnthusiastGroup.com.

Los casos de Gillmor y Outing resultan ilustrativos de un fenómeno que suma autores y audiencia y que cobra cada vez mayor fuerza por el sostenido crecimiento de la blogosfera hispanoparlante.

Periodistas en blogs.
En la Argentina ya existe la Asociación 3.0 (3puntocero.com.ar), que agrupa a más de 60 blogs periodísticos, profesionales y amateur. Fue fundada por Leandro Zanoni -periodista, director de Datafull Branding y fundador de Eblog.com.ar-, y Darío Gallo -editor ejecutivo de la revista Noticias y autor de BlocdePeriodista.com-.

“Es un espacio para seguir aprendiendo y estar al tanto de lo que la tecnología puede ofrecernos -asegura Gallo-. La creamos para fomentar el uso del blog entre periodistas, pero también puede servir a otros objetivos como la defensa de la libertad de expresión”. Para Gallo los blogs periodísticos en la Argentina “no tienen peso en la opinión pública”, pero ofrecen análisis y opiniones que no se encuentran en otros espacios.

Si bien todavía no se puede identificar en el país el caso de un “blogoperiodista” que haya sido contratado por un medio tradicional por su trascendencia en este nuevo espacio, una compañía global como Yahoo! contrató el último año al prestigioso corresponsal de guerra de la CNN Kevin Sites, quien con una cámara de video, una fotográfica, una laptop y una libreta de apuntes, recorre conflictos bélicos en todo el mundo y los relata en su blog KevinSites.net. “El blog va a reemplazar a los curriculum y carpetas de trabajo, por eso creo que todo periodista debería tener un blog”, afirma Gallo, que publica adelantos de las tapas de la revista Noticias en su Bloc de Periodista y es leído por funcionarios del Gobierno de Kirchner.

Otros periodistas argentinos de alta exposición mediática están incursionando en el espacio de los blogs y compiten con muchas bitácoras creadas por periodistas “no mediáticos” que reúnen los criterios de novedad, atractivo, precisión y veracidad, claves en el trabajo profesional. La lista es numerosa y lo ideal es descubrirlos utilizando los blogrolls (ver glosario) de las mismas bitácoras.

Luis Majul publica columnas de opinión y su visión sobre temas de actualidad. “Es un instrumento muy valioso y moderno, pero también veo con desazón la visión de muchos colegas que creen que publicar en estos espacios es un sacrilegio contra el periodismo tradicional”, detalla el conductor de La Cornisa, al tiempo que afirma que “los grandes medios no dan todas las respuestas necesarias y los blogs sirven para hacer frente a los periodistas que entregan su alma al diablo”.

A diferencia de lo que cree Gallo, para Majul los blogs periodísticos tienen mucho peso, aunque un nivel de repercusión diferente al de la TV o la prensa escrita: “Ponen el foco en asuntos no siempre explorados, y los medios tradicionales y masivos van a terminar tomando lo más impactante, novedoso o atractivo de los blogs, aunque creo que pocos medios tradicionales se bancarían mis comentarios de los domingos en mi blog. El costado cuestionable de este fenómeno es cuando lectores anónimos escriben cosas hirientes o hacen acusaciones sin fundamentos contra alguien o el mismo autor del blog”. En este punto hay un dilema: ¿es posible ser un auténtico blogger si se limita a la audiencia la posibilidad de comentar la información?

Otra periodista argentina que incursiona en los blogs es Laura Ubfal (Lauratv.com.ar), una fuente recurrente de los programas radiales de la mañana, los segmentos de espectáculos de la tarde televisiva y las secciones de rumores de los medios impresos. El caso de Ubfal es interesante porque su audiencia no se compone sólo de ciberlectores ocasionales sino de empresarios de la industria televisiva y profesionales de los medios.

Interrogantes.
El ex ombudsman del diario The New York Times Daniel Okrent expresó su preocupación por el tema de la credibilidad de los blogs periodísticos: “Es grave que mucha gente tome noticias de los blogs de información política como reales, aunque es cierto que estos espacios concentrarán cada vez mayor influencia si los medios tradicionales no transfieren la totalidad de su integridad de medio y de marca a Internet”.

En este punto, cabe señalar la utilización que están haciendo los medios tradicionales del fenómeno, hecho que se manifiesta en diferentes experiencias, con mayor o menor nivel de apertura hacia la experiencia genuina del feedback inmediato del ciberlector. LANACION.com permite bloggear (comentar) algunas de sus notas digitales y fue el primer sitio de noticias en abrir blogs para eventos especiales como el Mundial 2006. Además, Clarin.com tiene un espacio de weblogs coordinado por Mariano Amartino, uno de los primeros bloggers argentinos (Uberbin.net), aunque no se autodenomine periodista. Y en los últimos días publicó un espacio firmado por el narrador chileno Pablo Meneses sobre crónicas de la Argentina. InfoBAE.com tiene a Ubfal y Esteban Mirol como bloggers estrella.

Los grandes medios bloggean su contenido. Con la cooperación de los avances tecnológicos, algunos periodistas tienen algo que decir más allá de sus medios de referencia y lo dicen en los blogs. Quienes no son periodistas o aspiran a serlo abren espacios alternativos e independientes y se visten de informadores públicos. ¿Todo puede ser considerado periodismo? Es una pregunta que seguramente contestarán las nuevas generaciones a la hora de informarse.


El crecimiento del fenómeno blog
Gráfico de Technorati.com

Mini glosario blogger
Extraido del libro “La blogosfera hispana: pioneros de la cultura digital” (2006), de José M. Cerezo, de reciente publicación.

Blogosfera. Traducción del inglés “blogosphere”. Sirve para referirse a la totalidad de los blogs existentes en Internet. En tanto que espacio de comunicación compartida, es resultado de la interconexión de los blogs a través de mecanismos como los hiperenlaces, los comentarios, etc.

Blogroll. Colección de enlaces que publican los autores en su blog. El blogroll suele estar compuesto por enlaces a otros blogs, aunque no exclusivamente. El listado del blogroll está compuesto generalmente por blogs que el autor lee con asiduidad, que considera de especial interés o relevancia o que son de amigos o personas cercanas.

Blogger (bloguero). Autor de un blog. El término blogger fue acuñado originalmente por la empresa Pyra Labs, que creó un servicio de alojamiento de blogs llamado blogger. En español se usa como sinónimo en algunas ocasiones los términos bloguero o bitacorero.

Nanomedios. Frente a los mass-media, el concepto “nanomedio” (o “micromedio”) se refiere a los blog considerados como una nueva forma de comunicación de masas y de periodismo. El sufijo “nano” hace referencia a las dimensiones mínimas de estos medios, sostenidos por una única persona y de sus audiencias, unos cuantos cientos o algunos miles de lectores.

Permalink. Aquellos enlaces permanentes en un weblog para que cualquiera pueda citar o recuperar (enlazando) una anotación. Como los nuevos artículos desplazan a los antiguos, es importante facilitar un enlaceque permita vincular a cada artículo con otros anteriores, con independencia de que ya no aparezca en la página principal del blog.

Post (artículo). Cada una de las “entradas” que realiza el bloguero en su blog. También designadas como apuntes o anotaciones pueden consistir en texto plano, imágenes o enlaces hipertextuales a otros posts o a contenidos de audio y/o vídeo para descarga o reproducción. La presencia de esos enlaces ha sido considerada el elemento clave y característico de los blog.

Trackback. Enlace inverso o retroenlace. Es un tipo de enlace asociado a un sistema que permite conocer cuándo una determinada página web es enlazada desde otro sitio. Si un blog admite trackbacks quiere decir que es capaz de recibir un aviso de otro blog, de forma que cuando un blog es enlazado podrá saber desde dónde lo ha sido, y publicará automáticamente un enlace al artículo que lo enlaza.

Weblog. Un weblog, también conocido como blog o bitácora es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos y/o artículos de uno o varios autores, donde el más reciente aparece primero, con un uso o temática en particular, siempre conservando el autor la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. Los weblogs usualmente están escritos con un estilo personal e informal.

2 Comments:

Blogger Fernando Vera said...

¿Tenés idea dónde se puede comprar?
En Cuspide no sale nada.

12:44 p. m.  
Blogger Gastón Roitberg said...

Estimado Fernando,

De acuerdo a lo que me dijo su autor, podés comprarlo en el stand de Tusquets en la Feria del Libro o esperar la llegada a las librerías la semana que viene.
Saludos.
Gastón

1:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home